20 de mayo de 2010

¿Por qué fue una revolución el proceso abierto en mayo de 1810?

Los hechos de mayo de 1810 son conocidos porque implicaron cambios fundamentales para la estructura de las colonias españolas en América y especialmente del virreinato del Río de la Plata. Hablamos entonces de LA REVOLUCIÓN DE MAYO. Pero ¿Por qué decimos que fue una revolución? La calificamos así porque esos sucesos implicaron un cambio por el cual un grupo implanto un nuevo régimen económico y político a través de un accionar violento. Es decir se producen profundas transformaciones sociales y económicas. El grupo que impulsó la revolución, los que formaron la primera junta eran representantes –y también algunos miembros- de la pujante burguesía comercial que tenían haciendas y que quería eliminar el monopolio comercial español con su sistema feudal –de antiguo régimen donde primaban los favores del rey y la nobleza y no el lucro capitalista- los sectores comerciantes porteños y de algunas ciudades más del virreinato, como por ejemplo Tucumán. A diferencia de ciudades como Córdoba la cual tenia intereses con el antiguo régimen ya que producía miles de Mulas para las minas del alto Perú, querían eliminar esa intermediación y poder vender ellos los “frutos de la tierra”-comos se le decía en ese entonces a la producción agrícola ganadera- a la pujante potencia comercial que estaba en plena revolución industrial, Inglaterra.

Este grupo de la ciudad de Buenos Aires, pequeño, influyente y organizado en Logias –como la logia Lautaro a la que llegaron a pertenecer hombres como San Martín-, para llevar a cabo su cometido necesitaban cambiar totalmente el orden social de cosas. Su sector más radicalizado, representados por Mariano Moreno y Castelli, comprendió que no era posible llegar a un acuerdo con los sectores que defendían la corona española. Se hacia imperioso eliminar la intermediación de esta en los negocios, eliminar las antiguas formas sociales e imponer un nuevo orden social.

El cometido fue logrado con una enorme violencia, con una lucha sin cuartel, larga y penosa, en un enfrentamiento de cara a los sectores contra-revolucionarios. Con el proceso abierto en 1810 se eliminaron los títulos de nobleza, se tendió a la igualdad de los hombres, promoviendo en 1813 la igualdad de vientres, es decir que los hijos de esclavos ya no eran esclavos, y en los picos más altos de la revolución –cuando los ejércitos patrios revolucionarios llegaron al Alto Perú, se intentó igualar también a los pueblos originarios, sin embargo estos intentos por los intereses y tibieza de muchos dirigentes no tuvieron suficiente éxito.

Actualmente las distintas visiones en los manuales y en gran parte de la academia entiende que hubo solamente un cambio de autoridades y una crisis de legitimidad por la caída de Fernando VII. Sin embargo estas visiones no dan cuenta de lo que sucedió. Aquel proceso dirigido por un grupo político y que terminó con la independencia reformuló no solamente la relación con España sino las relaciones sociales en lo económico:

1) Fue eliminado el monopolio comercial de la corona.
2) La economía no se orientó hacia las minas de Potosí sino hacia el comercio con Inglaterra.
3) Los privilegios y relaciones feudales fueron prohibidas y suprimidas abriéndose el paso a las relaciones sociales capitalistas.

Hacia 1816 aquel proceso que empezó en 1810 como una reacción a la caída de Fernando VII por la invasión de napoleón a España terminó en un movimiento que destruyó el antiguo régimen en lo institucional y en su organización social. Los sectores comerciales dominantes de Buenos Aires y de las ciudades del interior que ahora también eran hacendados comenzaban a vender productos ganaderos –cueros y carne seca- a los mercados internacionales. Ya no eran nobles, era burgueses los que estaban entrando al mercado mundial con sus productos. El antiguo régimen era eliminado por la fuerza por grupos revolucionarios que se jugaron el todo por el todo
¿Podemos entonces hablar de Argentina? No, el antiguo virreinato es una suma de ciudades y territorios que todavía no están definidos. Lo que si ya comienza a perfilarse es que el vencedor de la revolución es la nueva burguesía, de ahora en más clase dominante.

Por qué la burguesía hace la revolución y la niega

Uno de los hechos mas paradójicos del proceso revolucionario iniciado en mayo de 1810 es que los sectores que hicieron la revolución si bien consiguieron los objetivos principales, eliminar el monopolio del comercio español e imponer a la burguesía como la clase dominante, al ver los resultados no deseados por ellos –es decir que las clases mas bajas empezaron a reclamar mas igualdad, que la guerra duró mas de lo que esperaba y que no se ponían de acuerdo entre ellos como había que organizar el antiguo virreinato- terminaron con una posición crítica de estos sucesos. Comenzaron a plantear que la revolución solo trajo anarquía, que esto debía solucionarse con más orden y que el proceso revolucionario debía detenerse así como estaba.